Ruta vegana por Asturias

El veganismo se centra en la comida vegetal, dejando de lado productos de origen animal. Más que un tipo de dieta, es un estilo de vida que defiende el derecho de los animales rechazando toda práctica que explote o desencadene sufrimiento al animal, de ahí que las personas veganas no consuman huevos, leche o queso, lo que les diferencia de los vegetarianos. 

Asturias es famosa, entre otras muchas cosas, por su gastronomía: cachopo, fabada o queso son algunos de sus platos más habituales, pero en el Principado hay opciones para que disfruten todos los paladares.  

¡Nos vamos de ruta vegana por Asturias!

Empezamos por la capital, Oviedo tiene una amplia oferta gastronómica vegana donde poder disfrutar de platos sabrosos y creativos. Algunos de estos restaurantes son:

  • Meraki: ya le nombramos en nuestro post  ‘Asturias sin gluten’, y volvemos a hacerlo ahora porque también tiene opciones veganas: nachos, tempura de verduras, guacamole con patacones, hummus de fabes y remolacha… son algunas de las ricas opciones que te puedes encontrar en su carta.
  • Zooko Green Bar: este moderno establecimiento ofrece platos saludables, originales y deliciosos con una amplia oferta vegana en un espacio más que acogedor: pizza, hummus de guisantes, ensaladas de frutas, noodles… También habíamos nombrado este establecimiento ya en nuestro post ‘Una vuelta por los brunch de Asturias’.
  • La Lata de Zinc: este chigre cultural, como ellos mismos se definen, ofrece todo tipo de comida vegana. Es probable que puedas comer alguna de sus exquisiteces como kebab, albóndigas, cocido, empanada… mientras disfrutas de un buen concierto.
  • Casa Chema: fuera de la ciudad, a poco más de 10 km de Oviedo, se encuentra esta casa de comidas donde su cocina tradicional es la protagonista. Además, son expertos en elaborar platos tradicionales veganos y cuentan con una carta especial donde poder disfrutar de cachopos, croquetas, tartar, fabada… y todo vegano.

Fabada asturiana de Casa Chema.

En Gijón también hay una gran oferta gastronómica en lo que a comida vegana se refiere. 

  • Cevecería Vor: parada obligatoria para cualquier amante de la cerveza artesana. En esta cervecería, que cuenta con dos locales en Gijón, podrás acompañar su rica hamburguesa vegana con uno de sus 60 tipos diferentes de cervezas procedentes de todas las partes del mundo, ¡ah! y también tienen su propia cerveza artesana.   
  • Mimmo by Padrino: aquí también podrás disfrutar de una rica hamburguesa veggie acompañada de patatas fritas. 
  • Sibuya: si eres fan del sushi, las gyozas, la sopa miso… este es tu sitio. Un local de doble altura muy acogedor y ubicado frente a la playa de San Lorenzo. 
  • Green Zone Bio: aparte de dar charlas, talleres y ser una tienda de productos ecológicos y artesanales también puedes disfrutar de hamburguesas y perritos calientes veganos.
  • Toma 3: este original local mezcla en el mismo espacio libros, cómics, películas y regalos en general con cafés, cervezas, batidos, copas y picoteo. También hacen presentaciones de libros, proyecciones, acústicos…, además, los viernes preparan cenas temáticas y showcooking, inspiradas en diferentes culturas gastronómicas, para probar nuevos tipos de comida y muchos de estos viernes son veganos, sin duda, un buen plan para dar la bienvenida al fin de semana.

Hamburguesa vegana de Mimmo by Padrino.

A las afueras de Avilés también encontramos opciones veganas:

  • La Cachopería: permiten confeccionar el cachopo a la medida del cliente, es decir, este puede personalizarlo por completo y elegir a su gusto tanto los ingredientes como el tamaño. Por supuesto, también cuentan con cachopos veganos.  

 

Albóndigas de La Lata de Zinc, hamburguesa de Green Zone Bio y platos de Marruecos de Toma 3.

 

Así que… ¡ya sabes! esta opción gastronómica puede estar llena de sabor e imaginación dejando de lado los tópicos que rodean a la cocina vegana, ¡es mucho más que verde!

 

¡Buen provecho! 😉

 

Popeye, el foodie más peludo

 

¿Conoces a Popeye? Este adorable perrito se ha convertido en uno de los foodies más famosos del panorama instagrammer.  Se ha hecho un hueco entre los gourmets más reconocidos y es ya habitual verle disfrutar frente a un plato delicioso en diferentes locales de la ciudad de Los Ángeles, Estados Unidos. 

Pero no todo fue color de rosa para este can. Ivy Diep, la que ahora es su dueña, le encontró vagando solo por las calles de los Ángeles, estaba sucio, descuidado, muy delgado y hambriento. Ivy no dudó un momento en llevárselo a casa hasta encontrar a alguien que se hiciera cargo de él (porque en su casa ya tenían unos cuantos perros). Pero rápido se encariñaron con Popeye, encajó perfectamente con los demás integrantes de la familia, hizo buenas migas con el resto de animales de la casa… así que finalmente decidieron quedárselo.

Según comenta Ivy, es un perro muy bueno, tiene un comportamiento dócil incluso cuando tiene delante comida de humanos, algo poco común entre los perros. Así que Ivy podía llevarlo consigo a todas partes, incluso a las escapadas foodies con sus amigas.

 

“Suelo quedar a comer con una amiga, y como en casa nos dimos cuenta de que Popeye es especialmente bueno con la comida de las personas y le encanta salir, decidí empezar a traerlo. Como comemos mucho y siempre hacemos fotos de nuestros platos, empezamos a incluirlo en ellas, pero su presencia iluminadora, nos empujó a crearle una cuenta propia”.

 

Así nació su famosa cuenta, Popeye tiene hoy más de 300 mil seguidores en Instagram, donde comparte -Ivy- sus fotografías, acompañado siempre de suculentos platos, cada cuál más apetecible, en restaurantes pet friendly.

Gracias a su tierna expresión, su buen gusto gastronómico y su impecable presencia ha conquistado a sus seguidores y es el mejor embajador para cualquier restaurantes donde las mascotas tengan el acceso permitido.

También se puede decir que es todo un blogger de moda porque siempre va vestido de lo más cool con un trajecito diferente en cada foto y, a veces, acompañado de algún complemento: gorritos, gafas, pañuelos… ¡para comérselo! ❤

Su dueña asegura que los platos que aparecen en las fotos son para ella y sus acompañantes pero no para Popeye que de comérselos le sentarían fatal, a él siempre le lleva su comida para que también pueda disfrutar.

¡Buen provecho! 😉

Alimentación: curiosidades modo ON

Después de publicar varios stories en nuesto Instagram y hacer alguna que otra encuesta, hemos descubierto que lo que más os gusta son las curiosidades, descubrir cosas nuevas que no sabíais. Así que hemos querido centrar el post de hoy en curiosidades acerca de la comida y la alimentación.
¿Estáis preparados?

¡Empezamos! 

 

Todos nos hemos preguntado alguna vez a qué viene ese ruido que hace nuestro estómago cuando está hambriento, ¿por qué todo el que está a nuestro alrededor tiene que enterarse de que estamos muertos de hambre? 😏

Pues bien, ese ruido intestinal conocido como borborigmo es consecuencia del movimiento de contracción que hace el estómago como parte del proceso digestivo cuando, después de unas horas sin comer, se encuentra medio vacío y empuja la comida que queda en él para que pueda continuar su recorrido por el sistema digestivo. Esa contracción, junto con el aire y los jugos gástricos, produce el ruido que nos avisa de que volvemos a tener hambre. 

Otra acción espontánea que hacemos cuando tenemos hambre, según conocimientos populares -nada científico-,  es bostezar, ¿os ha pasado alguna vez? El bostezo se relaciona con el hambre pero también, y más habitual, con el sueño o el aburrimiento.

Ahora llega el turno de la velocidad a la que comemos, ¿sabéis por qué se recomienda comer despacio? La respuesta está en que cuando la comida hace su primer tramo por el intestino delgado, del estómago al íleo, da comienzo la secreción del péptido YY que es el encargado de emitir la sensación de saciedad a nuestro cerebro, es decir, que si comemos muy rápido es probable que nos llevemos al estómago más alimentos de los que nos saciarían porque el péptido YY tarda unos minutos en avisarnos.

 

¿Y después de una noche de fiesta, qué nos ocurre? Tras unas cuantas copas, es muy probable que la sensación de hambre atroz se apodere de nuestro cuerpo y antes de llegar a casa tengamos que hacer una parada en el camino para recenar. Seguro que os ha pasado alguna vez. Pero… ¿por qué? Según científicos británicos, el alcohol activa las señales cerebrales que incitan al cuerpo a comer más de lo que comeríamos en estado sobrio.

Y al día siguiente, de resaca, ¿por qué nos apetece comida ‘basura’? Pues bien, como el alcohol deshidrata e inhibe la hormona antidiurética hace que perdamos más agua, minerales, azúcares y sal, lo que nos hace creer que con una buena ración de grasas saturadas nos recuperaremos antes que si comemos un plato saludable. Resulta que haciendo esto solo se alarga más la resaca y no se mejora.

Los alimentos que mejor vienen para recuperarse cuanto antes de este bajón post festivo son las verduras como la alcachofa o el brócoli que nos ayudan a expulsar la toxicidad que reside en nuestro cuerpo. Los huevos o la leche también son una buena opción para aliviar en este momento porque tienen cisteína, un aminoácido que elimina el acetaldehído (principal factor para la aparición de la resaca). Los alimentos ricos en vitamina B6 también serán buenos aliados para sobrellevar la sensación de resaca, así como los espárragos, la soja, el aguacate, los frutos secos… El arroz y la pasta, al ser una fuente de proteínas, también son una buena opción. Y cualquier fruta rica en vitaminas será bienvenida para paliar esos síntomas tan molestos.

Y para terminar este post, seguro que habéis escuchado alguna vez que la cerveza ayuda a aliviar los síntomas producidos por la resaca, ¿pero es cierto? La verdad es que al tener hidratos de carbono puede paliar levemente los síntomas pero no deja de alargar el mal estado ya que sigues ingiriendo alcohol… 

 

¡Buen provecho! 😉

Comida saludable: la tendencia más natural

La alimentación saludable se ha convertido en todo un fenómeno a seguir. Cada vez somos más conscientes de la importancia que tiene la alimentación para nuestro organismo, de esta manera, es ya muy habitual encontrar restaurantes que ofrecen platos elaborados con productos 100% naturales, ecológicos, vegetales, sin gluten, sin azúcar, sin lactosa, bajos en sal… Este tipo de establecimientos están creciendo de manera muy rápida por su gran acogida y su alta demanda entre los consumidores.

El último estudio publicado por el Barómetro FOOD en 2016 revela que el 68% de los restaurantes españoles notó un incremento en la demanda de comidas equilibradas/saludables. 

Las redes sociales también aportan su granito de arena a esta moda healthy. Estamos viendo constantemente fotos de platos coloridos con texturas diferentes, ingredientes nuevos, combinaciones originales y apetitosas… ¡cómo no vamos a querer probarlos! 

Otro factor que se suma a esta ‘tendencia’ es que también estamos cada vez más concienciados con el medio ambiente. Todos los productos eco suelen llevar un packaging responsable, donde su producción no haya afectado de forma abusiva el planeta.
Hace unos días aparecía este titular en los medios “A partir del 1 de julio entra en vigor una nueva normal que prohíbe la entrega gratuita de bolsas de plástico en los comercios”. Con esta medida prevén minimizar los efectos negativos que tienen estas bolsas para el planeta, su gran ligereza propicia su dispersión en los océanos y ecosistemas marinos afectándolos de manera muy negativa.

 

El estilo de vida saludable, en general, está en auge. El deporte también se ha convertido en un must imprescindible, practicar disciplinas que apuestan por el bienestar personal como el yoga o el pilates está a la orden del día y a toda esta filosofía de vida, por regla general, le sigue una alimentación saludable.  

El consumidor demanda a la industria alimentaria productos saludables, personalizados, sostenibles y que aporten bienestar.

La personalización, en cualquier ámbito, se está convirtiendo en la gran tendencia de futuro y como no podría ser de otra manera también ha llegado a la alimentación. Encontrar platos que puedas combinar de la forma que tú quieras ya no es tan difícil. Los bowls, que tanto furor están causando, son un plato combinado compuesto por alimentos sanos y servidos en un cuenco, es el mejor ejemplo de personalización. Son saludables, prácticos, fáciles de elaborar y quedan genial para subir una foto a Instagram. 

En definitiva, el consumidor demanda toda una experiencia que involucre a sus sentidos. Según expertos nutricionistas de la marca de manzanas Kanzi, las tendencias de alimentación de este año se pueden resumir en:

  • la necesidad de contentar a los cinco sentidos
  • la vuelta al sabor
  • la simplicidad aparente
  • la conciencia por lo todo se come

¡Buen provecho! 😉

Una vuelta por los ‘brunch’ de Asturias

Para empezar con este post vamos a comenzar definiendo la palabra brunch. Este concepto aparece de la mezcla de las palabras breakfast (desayuno) y lunch (almuerzo), así que podemos entenderlo como una combinación de ambos, un desayuno tardío o una comida temprana que mezcla platos de los dos momentos, dulces y salados.

El lunch surgió entre la hight class de Inglaterra. Estas familias, los domingos, daban el día libre a sus sirvientes así que éstos -para poder disfrutar de su descanso durante todo el día- dejaban por la mañana todo preparado a los ‘señores’: platos del desayuno junto con platos de la comida. 

Aunque sea algo típico de Inglaterra, en España ya son muchos los restaurantes y hoteles que, entre su oferta gastronómica, incluyen el brunch. En Asturias, poco a poco se va haciendo un hueco entre los restaurantes del Principado, así que hemos hecho una pequeña lista con los que lo hacen, (dejando a un lado los hoteles que lo ofrecen).

 

Balbona 

Este restaurante/pastelería está situado en la calle Principado, número 7 de Oviedo. Los sábados se puede disfrutar de su brunch de 11.30 a 15.30 h. por 22 € por persona. Este local es muy popular en Asturias por su famosa pastelería y su delicioso catering.

Brunch Balbona.

 

La Leyenda del Gallo

En la calle Altamirano, 9, en Oviedo se encuentra La Leyenda del Gallo. Un sábado al mes, previamente avisado en sus redes sociales, ofrecen un sabroso brunch por 20 €. Entre sus platos, que pueden variar según el mes, se pueden degustar los mejores embutidos de la zona, ensaladas frescas, dulces variados y una gran variedad de bebidas, entre ellas, el famoso spritz italiano.

Brunch La Leyenda del Gallo.

 

Zooko Green Bar

Este local ubicado en la calle Piloña de Oviedo, es, según ellos mismos se definen, un nuevo concepto que ha llegado a la ciudad con opciones saludables, desenfadadas y sobretodo deliciosas. Su healthy brunch se puede disfrutar los sábados, domingos y festivos desde las 11.30 hasta las 16.00 h. por 15 €.

Brunch Zooko Green Bar

El local, decorado con todo lujo de detalles y con un toque industrial muy actual y moderno, tiene una amplia terraza donde podrás disfrutar de un día soleado mientras saboreas los mejores manjares naturales. ¡Ah! y también tienen opciones sin gluten 😉

 

La Playa

En la villa marinera de Luanco, concretamente en la Avenida Gayo número 82, se encuentra el restaurante La Playa. Ubicado frente a la playa de Luanco, en un enclave natural y tranquilo, este precioso local ofrece, cada fin de semana y días festivos de 11.30 a 13.45 h., un riquísimo brunch. Además de disfrutar de su mejor oferta gastronómica, te quedarás impresionado con la decoración del establecimiento y con el menaje que utilizan. 

Brunch La Playa.

Puedes elegir entre dos tipos de brunchs de 25 o 45 €. Además, también se adaptan sin problema a personas con alergias o intolerancias como es el caso de los celiacos, ofreciéndoles un brunch sin gluten.

Brunch La Playa apto para celiacos.

 

Ewan 

Perteneciente al mismo grupo que el anterior, el restaurante Ewan está ubicado frente a la playa de Salinas, en la calle Pablo Laloux número 1. Con el buen tiempo se convierte en una de las terrazas con más ambiente de la zona. 

Brunch Ewan.

Al igual que el anterior, ofrece un brunch cada fin de semana y días festivos (durante el verano y otros periodos vacacionales cambia su periodicidad a todos los días) de 11.30 a 13.45 h. aproximadamente, por 25 €. También tienen la opción del brunch especial por 45 € donde habrá productos más premium como champagne y jamón ibérico 5J.

Brunch navideño Ewan.

 

En la mayoría es necesario hacer reserva antes de ir, así que ya sabes, si te animas este fin de semana o cualquier otro, no se te olvide ¡reservar!

 

¡Buen provecho! 😉