Museos ¡para comérselos!

Estamos en plena época de viajar, salir, disfrutar… y por qué no, incluir en nuestras vacaciones visitas culturales. Hoy vamos a hacer un repaso a los museos gastronómicos que no debes perderte, tanto si viajas por España como si visitas países vecinos o incluso si cruzas el charco.

Aprovecha el turismo gastronómico para culturizarte conociendo la historia de los alimentos, aprendiendo su proceso de elaboración, el lugar donde se producen e incluso probarles en sus mejores versiones. 

  • Fundación Queso Cabrales: para conocer a fondo esta variedad de queso azul que se elabora en Asturias y es tan característico por su sabor y por su fuerte olor, ¡qué mejor que visitar la cueva donde se elabora!  Con la visita de la cueva-exposición descubrirás toda la historia de este queso, verás su proceso de elaboración así como el entorno y la vida de los pastores que se encargan de elaborarlo en un entorno privilegiado, los picos de Europa, en concreto en Arena de Cabrales. Por supuesto no te irás sin probarlo, la visita incluye una degustación para que te vayas con el mejor sabor de boca. Su precio es de 4,5 €.
  • Museo del Queso Manchego: si lo que te gustan son los quesos, tampoco dejes de visitar este museo ubicado en Manzanares (Ciudad Real). Aprenderás las características y los procesos de elaboración del Queso Manchego, tanto la forma artesanal como la industrial. El museo cuenta con una bodega, cuadras, jaraíz, almacenes, cocina, salones, comedores, tienda… La visita es con entrada gratuita, a excepción de que quieras hacer la visita con degustación de 1 tipo de Queso Manchego con D.O.P. y agua que tendrás que pagar 1 €.
  • Museo del Pan: en Castilla, concretamente en Mayorga de Campos (Valladolid), puedes visitar este museo dedicado al pan para descubrir sus variedades, sus procesos de elaboración -se presencia en directo su elaboración en un obrador-, su evolución a lo largo de la historia… en definitiva, conocer a fondo este elemento básico en nuestra dieta diaria. Su entrada es de 4 €.
  • Museo de la Trufa: este Eco-Museo ubicado en plena comarca de Tierra Estella, Navarra, te hará disfrutar de una experiencia única: visitar y conocer uno de los productos gastronómicos más singulares del mundo, el estimado hongo conocido como “el diamante negro de la cocina”. El precio de la visita es de 2 € y si te apetece degustarlo su precio va desde los 4 €.
  • Museo del Jamón: si lo que te gusta es el jamón no dudes en pasar por Aracena (Huelva). El Centro de Interpretación del Cerdo Ibérico tiene por objeto difundir, de manera didáctica, toda la cultura milenaria y serrana del cerdo ibérico: su crianza, su vida en la dehesa, su alimentación, la matanza tradicional e industrial, el proceso de curación y elaboración, así como el proceso de maduración en bodega. Dentro del museo también se encuentra la exposición de ‘Jamones del mundo’ donde se pueden ver jamones traídos de diferentes partes del mundo. Las tarifas de la visita dependen del pack que escojas.
  • Bodega Cinco Jotas: la famosa bodega ubicada en Jabugo (Huelva), abre al público las puertas de sus bodegas centenarias. Durante la visita descubrirás el proceso de curación del Jamón Cinco Jotas que se mantiene inalterado desde 1879, también verás cómo se lleva a cabo un proceso que dura más de cinco años. Además, podrás disfrutar de una demostración de corte con degustación del Jamón de Bellota 100% Ibérico. El precio de su entrada es de 15 €.
  • Museo del Chocolate: es el museo más dulce que puedes visitar en la Ciudad Condal. Nada más pagar te hacen entrega del ticket ¡que es comestible!, seguro que a partir de ese momento haces el recorrido a través de la historia del chocolate mucho más feliz. En el museo encontrarás numerosas obras de arte realizadas a base de chocolate, descubrirás el proceso de fabricación, desde el cultivo de la semilla del cacao y sus orígenes hasta su transformación en el dulce que tienes en mente… El precio es de 6 €.
  • Museo del Mojo: si vas a visitar Canarias, en concreto la isla de La Palma,  y si además eres un amante de las salsas y los aderezos gastronómicos, este es tu museo. El centro de interpretación de este destacado producto de la gastronomía del Archipiélago pretende informar al visitante para que tenga una idea global de la gastronomía del lugar y su historia… así como de su salsa más famosa: el mojo picón.
  • Museo del Plátano de Canarias: al lado del anterior se encuentra este museo donde el plátano es el protagonista. Conocerás su origen, sus beneficios nutricionales, el proceso de recolección y empaquetado, las plagas que les puede afectar, todas las variedades que existen, cómo se envían hacia el resto del mundo… El precio de su entrada es de 2 €. 

 

Si tu destino está fuera de España también puedes hacer este tipo de visitas.

  • Museo de la Pasta: espaguetis, macarrones, tallarines, raviolis, fusilli… la cuna gastronómica de estos alimentos -Italia por supuesto- alberga este museo, en concreto lo encontrarás en Roma. No hay duda que en el país de la bota se cocinan los mejores platos de pasta, así que en su museo aprenderás cómo se elabora, descubrirás recetas y curiosidades, su historia y su recorrido a lo largo de los años, sus diferentes variedades… Si eres un verdadero amante de la pasta tendrás en Roma una visita obligada. El precio de la entrada es de 10 €. 
  • Museo de la Patata Frita: el Frietmuseum se encuentra en Brujas, este didáctico museo cuenta la historia de la patata frita, las salsas que las acompañan, su versión más popular de cocinarlas… Seguro que al terminar la visita no os resistís a comer uno de sus conos de patatas fritas. La entrada de adulto cuesta 7 €.
  • Museo de la Pizza: si viajas un poco más lejos, en concreto a Filadelfia (Estados Unidos) no te puedes perder Pizza Brain. Su creador está considerado el mayor coleccionista de objetos relacionados con la pizza. Tras disfrutar de la visita podrás saborear una de las pizzas, probablemente, más rica que hayas comido nunca. 
  • Museo del Helado: un auténtico parque de atracciones, así es como describen el Museum of Ice Cream que ya ha visitado las ciudades de Nueva York, Los Ángeles, San Francisco y Miami. En este museo itinerante se puede disfrutar de todo el colorido inimaginable con columpios de sandwich de helado, piscinas llenas de toppings, estatuas de helados gigantes, una jungla de piruleta derretida… Por supuesto, podrás probar una selección de los mejores helados del mundo. Su entrada tiene un precio de 38 $. 

 

 

Así que ya sabes, no dejes de disfrutar estas vacaciones del turismo gastronómico más cultural.

¡Buen provecho! 😉

 


 Descarga la app y únete a nuestra comunidad de foodies.

appstore googleplay

 

Opt In Image
¿Te unes?
Suscríbete a nuestra newsletter y serás el primero en enterarte cuando publiquemos un nuevo post.

Hacer un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *